La Secretaria de Energía publicó ayer un nuevo valor para la tonelada de biodiésel, que pasó de los $31.500 la tonelada a los actuales $33.618, lo que representa un aumento del 6,7%. Además garantizará que las petroleras compren el cupo asignado. De este forma, el Gobierno busca destrabar el conflicto con las pymes aún cuando el precio se mantiene por debajo de los costos de la industria.

La modificación la determinó el Ministerio de Hacienda a través de la disposición 199/2019 de la Subsecretaría de Hidrocarburos publicada en el Boletín Oficial. En los considerandos de la resolución se destacó que "se efectuaron modificaciones al procedimiento de determinación del precio, conforme haberse detectado la necesidad de revisar algunas de sus variables, para que la fórmula en cuestión incentive mayor eficiencia en la actividad y refleje la variación de los costos de elaboración del biodiésel en el contexto macroeconómico del país".

Lo cierto es que lo dado a conocer por Energía es un "precio de referencia o un precio mínimo" con lo cual las pymes se deben poner de acuerdo con las petroleras. Pero éstas ya vienen pagando hasta $38.000 a las más grandes.

"No sólo no sirve el precio sino que tampoco ayuda que digan que es un precio mínimo", afirmó el director de la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (Cepreb), Juan Facciano, quien agregó que "si las petroleras se cartelizan y pactan pagar los $33.168, nadie le va a vender".

Según se supo, Energía se comprometió "a exigir a las petroleras que cumplan los cupos y que no argumenten que no compraran porque ya lo hicieron", dijo Facciano.

Semanas atrás, ante la falta de valores, las petroleras recurrieron a las grandes industrias para abastecerse y pagaron por el biodiésel entre $38.000 y $40.000 la tonelada, es decir un 14,5% más.

Más allá de la modificación de la fórmula, la devaluación complicó el panorama "dado que el 85% de los costos de producción están dolarizados e influye sobre los insumos como aceite de soja, metanol y metilano", dijo Facciano.

Ante la falta de un interlocutor, la Liga encontró en el ministro Rogelio Frigerio el camino para buscar soluciones. Ya en un primer encuentro intentó acercar a las partes, pero no hubo mucho avance.

"Le hemos dicho a Frigerio que la industria está a punto de despedir a su personal, lo que ocasionaría un serio problema en el interior del país", expresó a BAE Negocios, la secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese.

Más notas de

Merino Soto

El campo pidió que la política también "ponga lo suyo"

Último encuentro con las entidades del agro

A horas de asumir Alberto, el campo desacelera la venta de soja

El productor decidió esperar para negociar sus granos

A la espera de un alza en las retenciones, el campo aceleró más de 200% la venta de soja

El campo aceleró más de 200% la venta de soja

“Hay que compatibilizar la rentabilidad y que la población tenga acceso a alimentos en calidad y cantidad”

“Hay que compatibilizar rentabilidad y el acceso a alimentos”

Ex INTA manejará inversiones para pequeños y medianos productores

Los préstamos de bancos mundiales pasaran por las manos de Gabriel Delgado

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Nicolás Trotta será el ministro de Educación de Alberto

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Luis Basterra será el próximo ministro de Agroindustria

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

La confianza del campo se derrumbó un 64% tras el triunfo de Alberto

Esperan más retención en soja

Los productores agropecuarios retienen más de US$10.000M en soja y maíz

El campo retiene más de US$10.000 M en soja y maíz