Desde el endurecimiento del control de cambios, se detuvo el fuerte drenaje de plazos fijos en pesos y su stock inició un incipiente rebote, a pesar de que la tasa que pagan retrocedió hasta ubicarse por debajo de la inflación. Tras una caída del 9,8% durante los casi dos meses de cepo light, la tendencia se revirtió y en las primeras ocho ruedas de vigencia de supercepo recuperó una tercera parte de lo perdido.

Las restricciones cambiarias en modo "hard" implementadas tras la derrota electoral del Gobierno sirvieron para desactivar la dinámica explosiva de la fuga de divisas del país, que amenazaba con vaciar las reservas del Banco Central. El detonante fue la necesidad de cortar con la huida de ahorristas minoristas en pesos hacia el dólar, que el control suave no impedía, ya que permitía adquirir hasta US$10.000 por mes a las personas físicas, y que forzó al BCRA a quemar unos US$7.500 millones en intervenciones cambiarias. Así, las dos primeras semanas del nuevo esquema le permitieron a la entidad comprar más de US$1.000 millones.

Entre el 1° de septiembre y el viernes previo a las presidenciales, el stock de depósitos a plazo en pesos perdió $117.727 millones, casi el 10% del total. Como el cepo light impedía la dolarización para atesoramiento de las empresas, el grueso de la sangría se concentró en los depositantes minoristas (de menos de $1 millón), que retiraron $73.653 millones.

El abrupto ajuste del tope de compra a US$200 mensuales interrumpió el drenaje y habilitó una recuperación. Desde ese momento y hasta el 7 de noviembre (último dato disponible), el stock creció $39.724 millones, poco más de un tercio de lo perdido.

En este caso, mientras que los depósitos minoristas, muy dolarizados en los meses anteriores, permanecieron prácticamente estables, fueron los mayoristas los que explicaron casi la totalidad de la recuperación, con una suba de $38.105 millones.

"Se cortó la posibilidad de dolarizarse al tipo de cambio oficial porque US$200 al mes es nada. Y quizás muchos de los que están en pesos consideran caros los dólares alternativos. También en esos plazos fijos hay mucha gente que no entra en el dólar MEP y el contado con liqui porque no conoce la operatoria, que es más compleja", explicó el analista financiero Christian Buteler.

Aunque advirtió que aún no puede hablarse de una nueva tendencia: "Si se acelera la inflación o si hay medidas que asustan al mercado, probablemente muchos puedan irse al dólar blue y se dé un salto que aún no está ocurriendo. Si esto es el puntapié para una recuperación mayor, dependerá de cómo siga comportándose la demanda de dinero y de cómo impacten las medidas del nuevo presidente, de las que todavía sabemos poco".

Este rebote de los plazos fijos coincide con el proceso de baja de tasas que encaró el Central una vez detenida la corrida al dólar por el supercepo y en el marco del progresivo desarme del stock de Leliq.

Un depósito minorista en pesos por hasta 59 días pagaba 57,38% anual al final de septiembre, lo que implicó un rendimiento mensual del 4,8% durante octubre, superior a la inflación estimada para ese mes (de 4,4%, según el promedio de los analistas consultados por el BCRA). La tasa anual de este instrumento acompañó el retroceso del tipo de interés de las Leliq y ayer se ubicaba en 46%. Esto significa que quien suscribe o renueva un plazo fijo ahora recibirá al cabo de un mes 3,8%, es decir, perderá con una inflación de noviembre que se proyecta aún mayor a la de octubre.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Guzmán sondeará en Nueva York la disposición de los bonistas a una quita

El ministro junto a Chodos, Kozack y Cubeddu en Washington

Gira clave: Guzmán visita al FMI y tendrá un primer careo con bonistas

El ministro y Georgieva acordaron activar el artículo IV del Fondo

Guzmán buscará asegurar el sábado los votos claves para la reestructuración con el FMI

La titular del Fondo y el ministro se verán por segunda vez en Riad en el marco del G20

El Gobierno logró que el FMI declare insostenible la deuda y apoye quita a acreedores

La misión del organismo se despidió del país

La canasta básica se disparó en enero y la estimación de pobreza ya trepa al 36%

La canasta básica se disparó y la estimación de pobreza trepa al 36%

El salario real cayó 6,1% en 2019 y acumuló una pérdida de 19,5% desde 2015

El salario real perdió casi 20 puntos en los últimos 4 años

Tras la visita del FMI, el Gobierno inicia las reuniones formales con los bonistas

Tras la visita del FMI, el Gobierno inicia las reuniones formales con los bonistas

La inflación se desaceleró al 2,3% en enero, pero el regreso del IVA disparó los alimentos un 4,7%

La inflación se desacelera y le da margen al Gobierno

Con el FMI en el país, Guzmán habló de equilibrio fiscal en 2022 y superávit de 1% recién en 2023

El ministro responsabilizó al Fondo, pero hubo guiño a Georgieva

El Gobierno cambia su táctica y endurece la pulseada con los bonistas

El ministro hablará a las 17 ante los legisladores en Diputados