A poco menos de un año de la sanción del Congreso de la nueva ley de ART, el Senado bonaerense completó ayer la adhesión de la provincia de Buenos Aires con un fuerte respaldo del sector privado, que anunció que a partir de ahora se producirá una caída de los índices de litigiosidad laboral que permitirá elevar las ofertas de trabajo. Mientras los legisladores votaban la norma, se conoció que las notificaciones de juicios en noviembre treparon 69% interanual, un récord antes de que se estrene la nueva ley.

La ley entrará en vigencia en los próximos días ya que María Eugenia Vidal la promulgará apenas tenga el giro desde la Legislatura, según confirmaron a BAE Negocios fuentes del entorno cercano a la gobernadora. Sucede que la iniciativa es uno de los desvelos del presidente Mauricio Macri, que logró alinear al empresariado detrás de uno de los conflictos que puso en jaque a varias pymes.

De hecho, la provincia de Buenos Aires se convirtió en noticia en materia de juicios laborales desde que entró en vigencia la ley nacional en Capital Federal, en donde la cantidad de demandas iniciadas contra las ART descendió 48% en noviembre, pero se trasladaron de manera masiva hacia territorio bonaerense en donde el crecimiento llegó al techo de 31.895 presentaciones judiciales (69%).

El presidente de la UIPBA, Mario Gualtieri, festejó la adhesión del Senado -que completó la media sanción que Diputados había dado en mayo pasado- al sostener que "va a bajar la litigiosidad laboral" y destacar que "será muy bueno para los trabajadores, para las pymes y para la provincia de Buenos Aires, como también para el país".

"Que comience a funcionar las comisiones médicas va a ser un ejercicio muy importante para resolver las cuestiones que hacen a los trabajadores, y va a repercutir muy positivamente que las empresas puedan dedicarse la mayor cantidad del tiempo posible a generar trabajo, productos con valor agregado y no desperdiciar la energía en cuestiones que tienen que ver con la litigosidad laboral", enfatizó.

La participación de la UIPBA en el reclamo ante la Legislatura fue vital para que su tratamiento no quedara cajoneado entre los tironeos políticos que convivieron en los últimos meses en la Cámara alta bonaerense. Desde propuestas surgidas desde los departamentos técnicos de la entidad e incluso hasta cruces de fuerte contenido político pasaron entre mayo y diciembre. Un papel "trascendental" tuvo el vicegobernador y titular del Senado, Daniel Salvador, según indicó el líder industrial.

"Este es un paso muy importante para la modernización de las normas en cuanto tengan que ver con las relaciones laborales", sostuvo Gualtieri, quien adelantó que la UIPBA trabaja en la actualidad "muy fuertemente con el proyecto de ley para la instauración de SECLO provincial, que en Buenos Aires se llamará ICLO (Instancia de Conciliación Obligatoria), que resolverá los temas de las relaciones laborales sin tener que recurrir a la justicia con todos los costos y energía que eso tienen".

Según el informe de la UART, "las sostenidas caídas interanuales verificadas también en noviembre en la cantidad de juicios ingresados en CABA (-48%) y en Córdoba (-58%), jurisdicciones en las cuales la reforma funciona con más antelación, fortalecen las buenas expectativas respecto del camino a seguir para contener la litigiosidad futura".

"Las buenas novedades en CABA venían contrastando con el poderoso crecimiento que ha tenido la judicialidad en Provincia de Bs. As. (+69%). La adhesión de la PBA es un paso importante y una oportunidad para sumar a la provincia a la senda de la normalidad. También, como se viene señalando, será clave el rol del Poder Judicial en toda la puesta en marcha", enfatizó el organismo.

El oficialismo en el Senado dio muestras de su nuevo poderío legislativo después del recambio, y logró darle sanción a la adhesión de la ley 27.348. Fue en una sesión especial en donde 29 senadores votaron de manera positiva, mientras que 16 legisladores rechazaron la iniciativa.