La oleaginosa se mantuvo ayer en los $5.000 la tonelada, pese a la baja en el tipo de cambio. El precio no seduce al productor que sigue sin vender.

Según el informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR); en la jornada de ayer los operadores volvieron a mostrarse cautelosos respecto a las negociaciones de soja y recién cuando finalizaba la rueda se dio el valor abierto de $5.000 por tonelada para las entregas inmediata y contractual, pero este "no logra seducir" completamente a la parte vendedora.

Al cierre de esta edición, el portal oficial Siogranos tenía ventas generadas por 116.000 toneladas, que a valores FOB representaban ingresos por u$s41,7 millones.

Un detalle no menor que aportó el analista de mercado, Iván Barbero es que "con retenciones que caerán tres puntos entre mayo y noviembre, se observa que el carry entre ambas posiciones supera los u$s16 y tiene una tasa asociada en términos anuales superior al 12 por ciento. Existe atractivo para trasladar la comercialización lejos de cosecha".