La actividad industrial continuó su derrumbe en mayo cuando se contrajo 6,7% en la comparación con el mismo mes del año pasado, y acumuló baja de 8,6% desde el inicio de 2019. El informe de la UIA, la central fabril con mayor representación del país, señaló que los incentivos al consumo que implementó el Gobierno en plena campaña electoral más una base de comparación baja en el inicio de la crisis del 2018 dejarán un crecimiento "moderado" en partes del segundo semestre.

De ese modo, los empresarios adelantaron que el piso de la actividad sectorial recién llegaría en la segunda parte del año aunque la preocupación se mantiene ya que será producto de un escenario de recesión aún cuando en la medición técnica haya una mejora interanual. " Políticas destinadas a un impulso al consumo privado, junto con cierta estabilidad cambiaria y mejoras en el salario real, podrían implicar una moderada y heterogénea recuperación en los próximos meses", señaló el CEU en su análisis.

Durante mayo, la mayoría de los rubros industriales presentaron caídas interanuales en sus niveles de actividad."Entre los más afectados se encuentran el automotriz (-35,3%), la industria textil (-19,8%), metalmecánica (-7,3%), la producción de minerales no metálicos (-6,2%) y metales básicos (- 6,1%). Al igual que en el mes anterior, la contracción de la demanda interna repercutió en los niveles de actividad de estos sectores", destacó la UIA.

La producción de alimentos y bebidas pudo aprovechar el buen desempeño de la campaña agrícola con una suba interanual del 1,3%, gracias a la molienda de oleaginosas. "En igual sentido, la producción de productos finales agroquímicos impulsó la actividad del rubro sustancias y productos químicos (+3,1%), debido a la baja base de comparación del 2018, cuando la sequía había impactado en todo el sector agroindustrial", detalló el CEU.

De este modo quedó ratificada la dinámica positiva de los sectores vinculados a la producción agropecuaria y a la energía. Del otro lado quedaron los segmentos pyme, vinculados al mercado interno e intensivos en trabajo, que "continuarán muy afectados por la caída de la actividad y la presión financiera derivada de las altas tasas de interés".

La contracción del mercado interno, sumado a la baja de dinámica de las exportaciones, explican el desuso del 38% de las máquinas instaladas en las fábricas, que impactó en el empleo con una "caída de 0,5% desestacionalizado con respecto al mes anterior (5.847 puestos de trabajo), por lo que ya son diecisiete los meses consecutivos de caída mensual". Un año atrás había 64.232 puestos más que los actuales.

Más notas de

Ariel Maciel

La UIA asume las expectativas aún cuando pronostica una crisis extendida

La UIA asume las expectativas aún cuando pronostica una crisis extendida

Industriales piden al Gobierno detener el golpe importador

Anteojos sin control

Luego del piso de la crisis, la industria se estabiliza

Las electrointensivas esperan utilizar capacidad instalada

Por la primarización, el superávit comercial fue de US$2.445 millones

Superávit comercial por US$2.445 millones

Extenderán el bono fiscal para metalúrgicos

Extenderán el bono fiscal para metalúrgicos

El Gobierno le prometió a la UIA reactivar el crédito apenas renegocie la deuda

Titulares de la UIA llegando al encuentro

El Gobierno apuesta a la recuperación de las pymes, que ahora esperan por créditos

En la UIA esperan créditos

Las fábricas le encontraron piso a la crisis del empleo

Preocupa la inactividad fabril

Kulfas prometió medidas para recuperar a la industria y Rocca habló de confianza

El ministro y el empresario cerraron el 18° Seminario ProPymes

El círculo rojo pasó de la desconfianza a la necesidad de la participación de Cristina Kirchner

El círculo rojo pasó de la desconfianza a la necesidad de la participación de Cristina Kirchner