El presidente del Banco Central ( BCRA), Guido Sandleris, afirmó ayer que está "prácticamente cerrado" el acuerdo con el gobierno de China para ampliar el intercambio de monedas (swap) con ese país en alrededor de u$s 8.700 millones, lo que permitirá engrosas las reservas internacionales de la autoridad monetaria.

El funcionario indicó que "sólo faltan algunos detalles para terminar el proceso de acuerdo" en declaraciones en la embajada argentina en China, donde se encuentra de gira como parte de la comitiva argentina que está intentando seducir a inversores internacionales.

El miércoles Sandleris se había reunido con el presidente del Banco Popular del Gigante asiático, Gang Yi, para avanzar en las negociaciones de esta ampliación y conversar sobre el nuevo plan monetario implementado por el BCRA.

Una vez ultimados los detalles, el swap con China llegaría a cerca de u$s20.000 millones, ya que el BCRA tiene acuerdos de este tipo vigentes con el país asiático por alrededor de u$s 11.000 millones. De esta forma, alrededor de un 30% de las reservas internacionales del Central estarán integradas en yuanes.

El anuncio formal podría concretarse a fin de mes, cuando el presidente de China, Xi Jinping, presida la delegación oficial que vendrá a las Argentina para participar de la cumbre del G20 y reunirse con el presidente Mauricio Macri.

El swap con China es un préstamo sin costo para la Argentina, ya que no paga intereses si no se utiliza. Se trata de un pacto mediante el cual dos gobiernos se comprometen a intercambiar divisas o dinero en un período determinado. En caso de que el BCRA quiera utilizar esos fondos, el crédito quedaría activado y empezará a tener un costo financiero.