Consultoras discreparon hoy sobre la evolución de la producción industrial de noviembre, ya que para el Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres creció 2,7% en la medición interanual, mientras para FIEL se produjo una desaceleración en el ritmo y sólo avanzó 0,8%. 

Sin embargo, ambas compañías prácticamente coincidieron en el acumulado entre enero y noviembre: para Ferreres fue del 1,7% el crecimiento interanual y para FIEL, la suba se ubicó en el 1,9%.

“A un mes de finalizar el año, la producción industrial volvió a dar fundamentos para justificar que se encuentra en un sendero de recuperación sostenido”, evaluó el estudio elaborado por el centro de estudios de Ferreres.

Destacó que “tras incrementarse en 2,7% de forma anual en noviembre, reflejó un avance acumulado del 1,7%” frente al mismo período del año previo.

Sin embargo, aclaró que “permanece 2,8% por debajo de los niveles alcanzados al mismo momento de 2015”. 

“Con esta suba, la industria marcó su noveno mes consecutivo al alza, aunque muestra una desaceleración respecto de las variaciones obtenidas en el segundo y tercer trimestre del año”, resaltó.

Puntualizó que “nuevamente, el segmento de Minerales No Metálicos volvió a exhibir el mayor incremento de forma interanual tras expandirse 14,6% respecto del mismo mes de 2016”.

Por su parte, el Índice de Producción Industrial (IPI) elaborado por FIEL registró en noviembre un crecimiento de 0,8% respecto del mismo período de 2016, un crecimiento “inferior” al observado en meses previos.

En noviembre, los sectores más dinámicos, que fueron minerales no metálicos y siderurgia, “volvieron a mostrar un buen desempeño”, consideró el sondeo.

Señaló que “se repitieron avances en papel y celulosa y en insumos textiles, mientras que la producción de químicos y plásticos muestra un menor ritmo de crecimiento”. 

Subrayó que el bloque automotriz “cortó un semestre de mejoras interanuales, mientras que la refinación de petróleo continúa en retroceso interanual”. 

Frente a octubre, la producción industrial registró un retroceso de 3,4% si se consideran factores estacionales, mientras que si estos se corrigen, la actividad aumentó 0,8%.