Mediante la publicación en el Boletín Oficial, el Gobierno puso en marcha un reglamento técnico para el control de cierta clase de maderas, fabricadas o importadas, que tienen un componente potencialmente cancerígeno.

La nueva medida también fue anunciada por el presidente del INTI, Javier Ibañez, en el marco del 40º aniversario del Centro de Madera y Muebles del INTI. En este centro se encuentra el laboratorio de ensayo, que busca tanto para fabricantes como importadores, limitar el uso del formaldehído, un compuesto químico, señalaron fuentes del INTI a BAE Negocios.

"A partir de los 270 días corridos desde la fecha de publicación en el Boletín Oficial, deberá acreditar el fabricante nacional, previo a su comercialización, o el importador, previo a la oficialización del despacho de los productos, el cumplimiento" de los controles, detallaron en el organismo.