Coninagro y la Federación Agraria Argentina (FAA), se mostraron preocupadas ante los cambios que impulsa el Ejecutivo a través de la reforma impositiva la cual impulsa que las cooperativas y mutuales deberán pagar impuesto a las ganancias.

Al respecto, el secretario gremial de FAA, Orlando Marino, advirtió que "sería un gravísimo error, un golpe de gracia. Para un pequeño productor, son claves el cooperativismo y el mutualismo, como herramientas que brindan más equilibrio a la hora de comercializar lo que producimos, con valores solidarios".

Por eso "esperamos que los legisladores puedan modificar este tema. Quien entiende el funcionamiento de la economía social, sabe que las cooperativas no tienen ganancias, sino que reparten dividendos".

Para Coninagro el objetivo de las cooperativas no es el lucro sino garantizar el acceso a los servicios en condiciones de equidad y transparencia. "Como defensores de las economías regionales creemos que decisiones sobre impuestos internos permitirán el crecimiento de nuestras genuinas producciones locales", señalaron mediante un comunicado de prensa.