El gobierno cordobés dispuso una rebaja de alícuotas del impuesto a los Ingresos Brutos a partir del 1 de enero para otorgarle más competitividad a la producción y cumplir con el Pacto Fiscal acordado entre las provincias y el gobierno nacional.

"Para aliviar lo que pagan de impuestos los cordobeses, para darle más competitividad a la producción y cumplir con el Pacto Fiscal, la provincia dispuso una rebaja de alícuotas de Ingresos Brutos a partir del 1 de enero”, publicó el gobierno en su página web.

Para gas y energía eléctrica residencial, la rebaja será del 6,61% al 5 % sobre la factura; transporte de pasajeros, del 4,21% al 2,99% sobre valor de boleto; telefonía fija de 7,82% a 5% sobre la factura, y telefonía celular, de 7,82% a 6,99% sobre la factura, mientras que en el caso de los créditos a la vivienda, se eliminó el impuesto.

En el transporte de cargas (salvo automotor), la variación será del 4,21% a 2,99% sobre la factura; construcción de 4,81% a 2,99% sobre la factura y productos industriales otra provincia, de 5,70% a 1,56% sobre la factura.

Estos cambios que favorecen a la población -destaca la información oficial- “no comprometen el financiamiento de la provincia ni el programa de obras públicas en marcha, ya que la administración austera de los gastos que realiza Córdoba y los mayores recursos de coparticipación a recibir por la provincia y los municipios en función del Pacto Fiscal firmado recientemente entre las Provincias y la Nación así lo garantizan”.