Los trabajadores de la fruta de Río Negro y Neuquén mantienen en suspenso la cosecha de la pera rionegrina hasta mañana, en tanto se resuelva el reclamo de incremento salarial.

Según la agencia Telám, tras aceptar un incremento del 8% en sus salarios como suma no remunerativa por la temporada 2017, "ahora nuestra intención es alcanzar el costo de la canasta básica familiar de esta temporada, que ronda en un 24,5%", dijo el secretario del Sindicato de Obreros Empacadores de Fruta de Río Negro y Neuquén (Soefrnyn), Rubén López.