El autotransporte de cargas sufrió un incremento de costos de 0,56% en junio, lo que implicó una desaceleración contra el 2,81% de mayo, según la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas ( Fadeeac). Para julio, destacaron, la expectativa es una nueva aceleración, con una suba de al menos 4%, lo que llevará al acumulado para los primeros 7 meses del año a un aumento de 23%.

La desaceleración de junio se explica por la calma del tipo de cambio y la baja de la tasa de interés; la suba de julio, por la suba del salario (11,5%) y de combustibles.