El Gobierno oficializó ayer la creación del Sistema de Gestión de Beneficiarios (Sigebe) para registrar, identificar, seleccionar y adjudicar viviendas sociales que son construidas con fondos públicos.

Así lo resolvió la administración nacional a través de la Resolución 1-E/2018, publicada ayer en el Boletín Oficial con la firma del secretario de Vivienda y Hábitat, Domingo Amaya. La adjudicación de las viviendas sociales no será por sorteo sino por otorgamiento directo sobre la base de una evaluación del Gobierno.

La base con los datos de las personas interesadas en acceder a una vivienda social será utilizada para el Plan Nacional de Viviendas, creado el 15 de marzo de 2017 en el ámbito del ministerio del Interior. Ese plan tiene como finalidad atender el déficit habitacional existente en la Argentina, por medio de diferentes líneas de acción, tendientes a facilitar a la población con recursos económicos insuficientes, el acceso a una vivienda adecuada.

Amaya señaló que el Sigebe tendrá como finalidad "ser una herramienta tecnológica de registro, identificación, selección y/o adjudicación de beneficiarios, a los fines de conocer y validar la demanda de soluciones habitacionales y futuras adjudicaciones que se realicen en la Argentina". A los datos de ese sistema podrán adherir todos aquellos entes ejecutores que hubieren promovido y financiado proyectos de soluciones habitacionales en sus jurisdicciones con fondos propios o nacionales.