El Índice de Confianza de los Consumidores (ICC) que elabora el Centro de Investigación en Finanzas de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella reveló que la confianza de los consumidores argentinos saltó un 7 por ciento este mes, en comparación con marzo del año pasado, motorizada exclusivamente por una mejora en las expectativas de los sectores de altos ingresos económico ya que cayó 7,8  por ciento la expectativa para los de menores ingresos. 

Según señala el informe académico, el indicador se mantuvo sin cambios en marzo respecto de febrero y en términos interanuales,  mientras mostró un fuerte incremento del 7 por ciento en la comparación con  el mismo mes del año anterior. 

En la distribución por nivel de ingresos, la confianza del  consumidor aumentó 9,6 por ciento para el sector de los encuestados con mayores ingresos respecto de febrero y cayó 7,8  por ciento para los de menores ingresos. 

Esa brecha de 17,4 puntos porcentuales en la confianza de los consumidores de mayores y menos ingresos se dio a pesar de que para ambas poblaciones están subiendo las expectativas de inflación reportadas por la misma casa de altos estudios. 

Según el promedio de las respuestas, las expectativas de inflación subieron 2,2 puntos porcentuales respecto de la medición de febrero, para ubicarse en 29,2 por cinto, de acuerdo con el último informe difundido el martes. 

Juan José Cruces, director del Centro de Investigación en  Finanzas de la UTDT, detalló que entre los componentes del ICC, el  subíndice de “Situación Personal” mejoró 5,1 por ciento respecto de febrero. 

A su vez, el subíndice de “Bienes Durables e Inmuebles” cayó  9,6 por ciento y de “Situación Macroeconómica” aumentó 2,4%

De acuerdo con la distribución territorial del estudio, la  confianza de los consumidores bajó 2 por ciento en el interior del  país y aumentó 2,2 por ciento en el Gran Buenos Aires; a la vez,  cayó 2,8 por ciento en Capital Federal.