En medio de la crisis, crece la demanda de tarjetas de crédito de aquellos que están por fuera del sistema bancario tradicional. En menos de un mes, Wilobank, el primer banco 100% digital de Argentina, emitió 15.000 plásticos de bajo límite y recargables para consumidores que todavía no tienen perfil crediticio.

"Existe un gran porcentaje de la población que hoy no tiene acceso al sistema porque no cuentan con una historia crediticia y no pueden superar la barrera que impone la banca tradicional", afirmó Guillermo Francos, presidente de Wilobank.

"Nuestro objetivo es lograr una mayor inclusión financiera, para eso estamos creando nuevos productos (...) Vamos a tomar ese riesgo para captar a esos potenciales clientes que requieren de una cuota de confianza", agregó.