La actividad industrial creció 2,6% en enero en la comparación con idéntico mes del año pasado, según detalló el EMI del INDEC, aunque la suba se fundamentó en el desempeño positivo de sólo cuatro de los diez rubros que componen la muestra lo que evidenció el crecimiento de la grieta en el interior de la producción manufacturera. El alza estuvo empujada nuevamente por el desempeño de la obra pública, por el agro y por algunos rubros vinculados a la energía y el petróleo.

Según el análisis oficial, se observaron incrementos en los productos minerales no metálicos (14,8%), las industrias metálicas básicas (14,6%), la metalmecánica excluida la industria automotriz (4,9%), el bloque de papel y cartón (4,2%), la elaboración de sustancias y productos químicos (3,7%) y la edición e impresión (2,9%).

Mientras que las caídas estuvieron del lado de la industria del tabaco (-7,3%), la industria automotriz (-6,4%), la refinación del petróleo (-3,9%), los productos de caucho y plástico (-1,4%), la industria textil (-1,3%) y la industria alimenticia (-0,7%)."Los datos confirmaron el análisis que realizamos en la UIA, y que lejos de festejar, tanto las regiones como los sectores mostraron en la reunión de Junta Directiva que los ganadores son sólo algunos y gracias al beneficio que tienen otros sectores en la economía, como construcción y el agro, mientras que en hacia adentro la mayoría estamos en problemas", se quejó un integrante de la mesa chica de la entidad fabril, consultado por BAE Negocios.

Entre los ganadores se anotaron las industrias metálicas básicas que registraron en el primer mes del año 2018 una suba de 14,6% interanual, impulsada por el crecimiento de la actividad siderúrgica. Mientras que la producción de acero crudo registró en el primer mes de 2018 un crecimiento de 18%. "La mayor demanda de la actividad de la construcción junto con la de productos vinculados al sector agrícola, impulsan el buen comportamiento del sector", señaló el análisis del EMI.

La industria metalmecánica -excluida la automotriz- registró un incremento de 4,9%. "El desempeño positivo del bloque se vincula principalmente con el crecimiento de los rubros relacionados con la actividad de la construcción, el sector agrícola, línea blanca y con el comportamiento de ciertos segmentos relacionados con la actividad petrolera y proyectos energéticos", destacó el INDEC.

La fabricación de productos de línea blanca mantuvo en el primer mes del año la dinámica positiva, siendo los segmentos de cocinas, lavarropas, heladeras y freezers los que impulsaron el crecimiento. También se vieron comportamientos positivos en firmas proveedoras de insumos para la actividad petrolera. Entre los perdedores está la industria alimenticia, que mostró en enero una contracción interanual del 0,7%. Los rubros que cayeron fueron: azúcar y productos de confitería (-18,2%), molienda de cereales y oleaginosas (-9,3%), carnes blancas (-3,2%) y bebidas (-0,7%).

El rubro productor de bebidas presenta en el mes de enero de 2018 una disminución de 0,7% con respecto al mismo mes del año anterior. La disminución observada se origina principalmente por el descenso registrado en la actividad vitivinícola, destacó el EMI.