La producción industrial volvió a demostrar actividad positiva en agosto con un 3,4% interanual, que incluyó el repunte de sectores que hasta la actualidad se habían mostrado expectantes, pero que confirmó la crisis que atraviesan sectores sensibles como el textil. La medición acumulada realizada por la UIA puso en terreno positivo a la actividad sectorial con un 0,5% aunque mostró fuertes diferencias con el Indec, que había revelado una suba del 5,1% interanual.

La diferencia de poco menos de dos puntos porcentuales se explica por la falta de un “fino relevamiento” de pymes industriales, que sí están reflejadas en la medición que realiza el CEU de la UIA, según se- ñalaron fuentes de la central fabril más poderosa del país, consultadas por BAE Negocios.

“Detrás del crecimiento de 3,4% de la actividad industrial se observó un comportamiento heterogéneo entre los bloques industriales e incluso divergencias al interior de los propios sectores. De los doce bloques industriales de análisis, nueve mostraron subas y tres experimentaron bajas.

Específicamente, los sectores que más crecieron respecto del mismo mes de 2016 fueron metales básicos (+19,9%), minerales no metálicos (+17,7%), papel y cartón (+11,8%), automotriz (+3,9%) y metalmecánica (+3,5%)”, detalló el informe.

En estado recesivo se encontraron el bloque de sustancias y productos químicos, con una contracción del -3,2% interanual “aunque contra una base de comparación más elevada”. La peor parte se la sigue llevando la actividad textil, que registró una contracción de 5,5% respecto de agosto de 2016.

“En términos acumulados, la actividad industrial entró en terreno positivo por primera vez en el año (+0,5%), aunque con heterogeneidades al interior. En estos ocho meses, la mayor expansión acumulada se registró en minerales no metálicos (+10%) y metales básicos (+5,6%)”, enfatizó el trabajo de la UIA.

El Indec había difundido a fines del mes pasado el EMI, en donde la industria textil mostraba retracción interanual del 2,5% y las sustancias y productos químicos en actividad positiva del 0,5%.

“En el caso de la actividad textil, la producción se contrajo 5,5% respecto de agosto de 2016 en tanto las unidades vendidas retrocedieron 6,8%, de acuerdo a lo informado por la Federación de Industrias Textiles Argentinas (FITA)”, detalló en contraposición la UIA.

Uno de los integrantes de la mesa chica de la entidad manufactureras descartó un crecimiento del empleo al sostener que “el ritmo del crecimiento es sostenido pero con una base de comparación muy baja, lo que implica que en la actualidad lo que se hace es mantener personal porque con horas extras se compensa la demanda”.

De hecho, las industrias volvieron a mostrar problemas de mantener personal dentro de las fábricas ya que exhibieron “en julio 2017 (último dato disponible) una caída del 0,1% con respecto al mes anterior (-928 asalariados registrados)”.

“La industria empleó en julio de 2017 a 30.348 trabajadores registrados menos que en el mismo mes de 2016. En tanto, el empleo registrado en el sector privado aumentó en dicho periodo en 65.044 trabajadores explicado fundamentalmente a la creación de empleo en construcción (+41.465), comercio, servicios (sociales y de salud) y enseñanza”, destacó el CEU.

  • Acevedo vs. Lanata

El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, cruzó las acusaciones del periodista Jorge Lanata, que había acusado a los empresarios de “cobardes”, y reclamó “desmitificar a los actores de la Argentina”. “Todos somos responsables del Gobierno que elegimos”, sostuvo. “El empresario no es un avaro que acumula dinero sino una persona que crea cosas”, explicó.