El ministro de Economía del Chubut, Pablo Oca, y sus colaboradores renunciaron a sus cargos de manera indeclinable y ya abandonaron sus despachos, confirmó el ahora ex subsecretario de Coordinación Financiera de la provincia, Marcos Daniel Bensimon, tras fracasar una sesión extraordinaria de la Legislatura local convocada por el gobernador Mariano Arcioni para que se apruebe el Pacto Fiscal y la emergencia económica. “El ministro renunció y yo hice lo propio, porque fui convocado por Pablo Oca y corresponde que me vaya con él como parte de su equipo”, indicó a Bensimon, quien no abundó en las razones, aunque apuntó a “un contexto general”.

Con la caída del precio del petróleo, que es uno de los principales ingresos que tiene este distrito a través de las llamadas “regalías hidrocarburíferas”, el gobierno de Chubut ingresó hace un par de años en una crisis económica y financiera marcada por un creciente endeudamiento en préstamos a corto y largo plazo para cumplir con sus obligaciones corrientes.