Se rodeó de diputados y senadores y con una estética inusual de cabello recogido, la ex presidenta Cristina Fernández eligió el Congreso de la Nación para acusar al Gobierno de Mauricio Macri de estar detrás del pedido judicial de deteción y desafuero en su contra. Tres días antes de que comience su período como senadora electa por la provincia de Buenos Aires, señaló que las órdenes del juez federal Claudio Bonadio son "un disparate jurídico", denunció una "persecución política sin precedentes" y apuntó directamente contra el Presidente a quien acusó de ser el "director de la orquesta" y al magistrado de "ejecutar la partitura judicial".

En un recinto colmado por dirigentes, legisladores e intendentes pertenecientes a Unidad Ciudadana y al Partido Justicialista, la ex mandataria dijo que "la aprobación del memorando con Irán fue una cuestión de política exterior" por lo tanto "no judiciable" y agregó que nunca imaginó que "un juez de la Nación sería capaz de semejante disparate".

"Para que haya una acusación de traición a la patria debe darse una situación de guerra ¿y este magistrado considera que los atentados de la AMIA y la Embajada lo son?", se preguntó la ex mandataria.

Escoltada por el presidente del PJ nacional, José Luis Gioja y por el titular del bloque de diputados de Unidad Ciudadana, Agustín Rossi, Cristina denunció "una persecución política sin precedente", y calificó su procesamiento como una "gran cortina de humo".

Dijo que se busca "intimidar, asustar a la población, a la dirigencia política y sindical con el poder judicial" a los fines de "disciplinar en un momento en que se están tratando en el Congreso normas que van a impactar en la sociedad".

En otro tramo, disparó directamente contra el presidente de la Nación, al afirmar que "Macri es el director de orquesta, y en este caso, Bonadio ejecuta la partitura judicial". "No hay causa, no hay delito, Bonadio lo sabe, el Gobierno lo sabe" y "el presidente Macri lo sabe", argumentó.

"No nos vamos a callar, no nos vamos a asustar, no nos vamos a disciplinar frente al ajuste y al saqueo, y tampoco nos vamos a dejar provocar", señaló con firmeza, para finalmente y ante una pregunta de si apelaría a organismos internacionales dijo que "posiblemente" lo haga.