El presidente del Banco Santander Río, Enrique Cristofani, destacó ayer que el Gobierno nacional haya logrado bajar 1 por ciento el déficit fiscal, y aprovecho para referirse a la presión impositiva que recae sobre el sector, al señalar el peso negativo que tiene el impuesto a los Ingresos Brutos en el sistema bancario. “Los bancos pagamos en Ingresos Brutos el 7,5 u 8 por ciento de la tasa de interés, lo cual tiene un impacto de dos puntos porcentuales sobre la tasa que paga el cliente”, indicó.

También, destacó la necesidad de reducir el tamaño de la economía informal, que consideró como una parte muy importante de la economía, de ente 30 y 40 por ciento. “El 80 por ciento del efectivo que sale del sistema financiero es de los individuos y son unos 90.000 millones de dó- lares, alrededor del 15 por ciento del PBI, que se consumen dentro de esa economía informal que no paga impuestos”, precisó.

Por otro lado, en el marco del agazajo a la prensa, el banquero estimó que la economía argentina crecerá 3,5 por ciento durante 2018 y 2019, en un cuadro de mejora del contexto general y con una tendencia a la baja del déficit fiscal.

“En los dos últimos dos años se han venido superando los desequilibrios económicos y se están sentando las bases para crecer de forma sostenida. Estimamos que en 2018 y 2019, el crecimiento será de un 3,5 por ciento”, afi rmó Cristofani.