La presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Janet Yellen, dejará su puesto en la junta de gobernadores del organismo en febrero de 2018, cuando haya jurado el cargo su sucesor, Jerome Powell, quien forma parte del banco central estadounidense desde 2012, según anunció ayer la institución.

El mandato de Yellen como presidenta de la Fed concluye en febrero de 2018, pero técnicamente podría continuar en la junta de gobernadores hasta el 31 de enero 2024.

El banco central estadounidense anunció ayer la decisión de Yellen, que la propia presidenta hizo llegar en una breve carta de cinco párrafos al presidente de EE.UU., Donald Trump.

“Le escribo para informarle de que planeo renunciar como miembro de la junta de gobernadores del sistema de la Reserva Federal, que será efectivo una vez jure el cargo mi sucesor como presidente”, anunció Yellen en su misiva, en la que considera “un privilegio y un honor” haber trabajado para la Fed durante tres décadas.

Presidenta de la Fed desde 2014, Yellen ocupó la vicepresidencia de la junta de gobernadores entre octubre de 2010 y 2014 y trabajó como presidenta del banco de la Reserva en San Francisco, con jurisdicción en un amplio abanico de estados, incluidos Oregón, California, Arizona y Alaska.

A principios de este mes, Trump nominó formalmente a Powell para dirigir la Fed y, aunque debe ser ratificado por el Senado, no se espera que haya obstáculos en su confirmación.

Los analistas ven en Powell, de 64 años y actual miembro de la junta de gobernadores del organismo, una figura continuista de la política de Yellen, en la senda de gradual ajuste monetario y retirada del multimillonario estímulo aplicado tras la crisis financiera de 2008.