El secretario de Minería, Daniel Meilán, y el titular del Indec, Jorge Todesca, anunciaron hoy la culminación del trabajo de campo del Censo Nacional de la Actividad Minera (Cenam 17), cuyos resultados estarán disponibles a fin de año como herramienta para guiar las decisiones de inversión del sector privado y las políticas sectoriales del Estado nacional y las provincias. 

Meilán y Todesca encabezaron esta tarde en la Secretaría de Hacienda un encuentro de los equipos de trabajo, en el que anunciaron la finalización de la tarea de relevamiento de datos realizadas durante 60 días, desde el 7 de agosto, en todos los establecimientos mineros del país para la generación de información permanente del sector.

"Después de 12 años podemos volver a hablar de estadísticas en la minería argentina", afirmó Meilán en la apertura del encuentro al resaltar el trabajo realizado en 1.800 empresas del sector con el aporte de los dos organismos nacionales y el de las provincias, que estaban "ávidas de esta información que hacía andar a todos como ciegos por el territorio".

Este relevamiento contó también con la colaboración del Servicio Geológico Minero Argentino, las autoridades de cada distrito y las direcciones provinciales de estadística, y los censistas indagaron sobre el volumen y valor de la producción, el personal ocupado, los egresos e ingresos durante el período 2016, los aspectos medioambientales y el impacto en las comunidades.

El Censo Nacional a la Actividad Minera está amparado por la Ley 17.622

"Hoy podemos dar por terminado el ciclo de campo y empezar la elaboración de la información gracias a un modelo totalmente nuevo que permitió llevar adelante un trabajo muy complejo que debió combinar la presencia en los medios urbanos y en las zonas rurales de estas 1800 empresas relevadas", explicó el funcionario de la cartera de Energía y Minería.

Por su parte, Todesca resaltó que el trabajo en el sector minero es el primero que encaró el Indec en su objetivo de "reconstruir la infraestructura estadística de la Argentina a partir de las grandes operaciones de base que se hicieron mucho tiempo atrás y están desactualizadas o que se hicieron mal, lo que se debe hacer en un tiempo muy corto".

Al ratificar que a comienzos de 2018 estarán disponibles los resultados que arrojó Cenam -el tercero luego de los realizados en 1994 y 2005- Todesca resaltó que este censo es el primero que se realiza en la actual gestión de gobierno y su importancia radica en que "estos relevamientos universales no son para consumo interno del Indec sino para los ciudadanos, los privados y el Estado" 

Las estadísticas son en el mundo un bien público, porque sirven para una mejor ciudadanía, para una mejor política de los gobiernos, y para una mejor inversión de los privados. Es pura ganancia", enfatizó el titular del Indec.

Como innovación tecnológica, el Cenam incorporó por primera vez la captura de datos en el terreno mediante tabletas -dejando atrás el formato papel-, que luego se sincronizaron a la base central del Indec para un procesamiento más eficiente de la información.

El trabajo en el sector minero es el primero que encaró el Indec en su objetivo de "reconstruir la infraestructura estadística de la Argentina"

Además, utiliza un Sistema de Información Geográfica (GIS) que permite el almacenamiento y análisis de datos georreferenciados, facilitando su visibilización e incorporando aspectos socioculturales, económicos y ambientales.

El Censo Nacional a la Actividad Minera está amparado por la Ley 17.622, que rige el Sistema Estadístico Nacional, y es de carácter obligatorio, por lo que se extenderá un Certificado de Cumplimiento Censal que será exigible luego del operativo; ley que, además, protege los datos particulares y patrimoniales de las empresas mediante el secreto estadístico.