Más allá de que en torno al escenario actual de la CGT la asistencia perfecta de organizaciones es casi una utopía, inclusive para un asado, la tradicional cita del gastronómico Luis Barrionuevo que en la edición 2018 tendrá lugar hoy en Mar del Plata se perfila como un posicionamiento con energía de la mayoría de las organizaciones sindicales. El tenor del decretazo que estalló sobre la Ctera (Ver Pág. 7) es solo uno de los tópicos para deliberar en un encuentro que renovó expectativas a partir de los dichos del anfitrión respecto de que "De la Rúa y Alfonsín atacaron a los sindicatos y no terminaron su mandato, en declaraciones televisivas la semana pasado.

Fuentes de diversos sectores cegetistas, incluso que no simpatizan con Barrionuevo, consideraron que aún considerando la profecía como "exceso", algo había que decir "con todo lo que está pasando". Incluso señalaron que con latiguillos por el estilo el ex presidente de Chacarita "entra y sale de la escena", pero no obstante gravita donde debe con sus palabras.

Incluso admitiendo que la ex CGT Azul y Blanca, nunca tuvo un poder de fuego considerable desde su estructura de organizaciones, como también que durante varios meses Barrionuevo se consideraba con diálogo directo con Cambiemos, escenario que se modificó. Al encuentro en Mar del Plata no asistirá la UTA de Roberto Fernández, en línea con la posición que mantuvo en el paro decretado contra la reforma previsional. Prudente distancia, es la mecánica de esa organización, a conciencia incluso de que gravita como pocas en el sistema de transporte público de pasajeros.

El hotel Presidente Perón (UTHGRA) en Mar del Plata será el punto de encuentro para la dirigencia sindical durante esta jornada donde entre otros esperan la presencia de Hugo Moyano, Sergio Palazzo (Asociación Bancaria y Corriente Federal de los Trabajadores), Omar Plaini (Canillitas) para debatir acerca de la agenda de un verano con altísima sensación térmica.

"La cuestión va más allá de Barrionuevo, si estamos decididos en que hay que poner un freno a todo lo que está sucediendo con despidos, intervención a a sindicatos y hasta el escándalo de Triaca (ver nota abajo), hay que sentarse junto a otros compañeros", reflexionó una fuente a BAE Negocios.

Mientras tanto desde las 62 y otros gremios con cercanía a Cambiemos, también hay preocupación respecto de decretazos, puja docente, techo paritario y demás, incluso cuando consideraban que era un capítulo "previsible".