El derrumbe de la venta de insumos para la construcción y las proyecciones de Camarco y la Uocra sintonizan con algunos indicadores predictivos que publicó el Indec esta semana.

Por un lado, la caída de 8,4% interanual en la superficie autorizada para edificar, que anticipa una disminución de las obras privadas.

Por otro, el deterioro de las expectativas para el período noviembre-enero. El 55,1% de las firmas dedicadas a obras privadas prevé una caída de la actividad y el 28,6% planea reducir su personal. Entre las constructoras de obra pública, el 71,8% espera menor producción y el 57,6% achicará su plantel.