El primer cargo de alto nivel del Banco Central Europeo tras cuatro años se adjudicará en los próximos meses y el ministro de Economía español, Luis de Guindos, está muy cerca.

La candidatura de De Guindos para la vicepresidencia del BCE es un secreto a voces en las capitales europeas y faltando menos de dos semanas para el cierre de las designaciones hasta ahora no ha aparecido ningún rival, según dijeron a Bloomberg personas informadas sobre las deliberaciones. Ya consiguió el respaldo tentativo de una mayoría de los ministros de Finanzas de la eurozona, que votarán por la designación el mes próximo, dijeron.

Así, España busca volver a la mesa chica de la formulación de las políticas europeas después de haber estado seis años al margen.