Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados debatirá hoy un proyecto de reforma de la Ley de Defensa de la Competencia que tiene como dato novedoso la creación de la figura del arrepentido para combatir las prácticas monopólicas de abuso de posición dominante, promovido por la coalición gobernante Cambiemos.

La propuesta oficialista, que es respaldada desde el Ejecutivo y está redactada en base a los proyectos presentados por el jefe de Cambiemos, Mario Negri, y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, es considerada una ley estratégica que busca combatir las prácticas desleales y de cartelización en los sectores más concentrados de la economía, como el de tarjetas o los hipermercados.

La intención del oficialismo es emitir un dictamen este miércoles en el plenario de las comisiones de Defensa del Consumidor, de Legislación General, Presupuesto y Comercio que se reunirá desde el mediodía, en base a un texto consensuado con el massismo, que tiene su propio proyecto diseñado por Graciela Camaño. No obstante, el Frente Renovador quiere incorporar su propuesta de ley de góndola por el cual se deben poner todos los productos y no de una sola marca.