El déficit en el comercio bilateral con Brasil, en 2017, superó los 8.000 millones de dólares, un récord histórico que explicó casi el 90% del rojo de la balanza comercial de Argentina, según datos oficiales publicados en el país vecino.

El resultado, deficitario en 8.187 millones de dólares, fue producto de importaciones argentinas por 17.621 millones de dólares y exportaciones por 9.434 millones. Representa además un 1,3 por ciento del PBI nacional y casi el total del déficit comercial esperado para el 2017, estimado en unos 9.000 millones de dólares, según reseñaron las consultoras Ecolatina y Abeceb, a partir de datos difundidos por Ministerio de Industria y Comercio Exterior de Brasil.

El Indec divulgará el resultado de diciembre del Intercambio Comercial Argentino (ICA) el 23 de enero. En diciembre el déficit comercial de Argentina con Brasil fue de 829 millones de dólares, un 162% más que en el mismo mes del 2016 (ver más página 25).

De esta forma, se registran cuatro meses consecutivos de profundización del déficit, contextualizó Ecolatina, al precisar que el incremento del déficit bilateral en diciembre de 2017 obedeció a un incremento de las importaciones provenientes de Brasil (+27,9%) junto a una baja en las exportaciones (-18,4%), lo que incrementó la brecha comercial.

Abeceb resaltó que con estos guarismos, se consolidó un crecimiento de 31,4% interanual en las importaciones durante 2017, la mayor variación en las compras a Brasil desde 2010 (44,9%). Al contrario, las exportaciones se desaceleraron con el comportamiento del último mes.

El déficit comercial con Brasil fue el año pasado casi un 90% superior al rojo registrado en el 2016, de 4.332 millones de dólares. La caída de las exportaciones argentinas se explica por la baja en las ventas de automóviles, combustibles y energía, maíz en grano, aceites, malta, insecticidas y polímeros plásticos.