Los industriales prevén un año de extensa crisis económica que le pondrá trabas a la recuperación de la actividad fabril, pero en la UIA alientan por un contexto de diálogo y acuerdo que le dé previsibilidad a la posible recuperación del consumo y de la producción. Pero antes de un congelamiento de precios y salarios, los empresarios reclamaron pedirán un dólar estable, baja en la tasa de interés y costos energéticos previsibles.

Ayer, en la reunión de Junta Directiva, la entidad trazó un escenario "complejo" y "muy preocupante" para el año próximo e insistió en la necesidad de lograr un acuerdo que ponga en stand by la suma de conflictividades en el período de transición. Aún así, un informe que repasaron en la mesa ampliada de conducción industrial señaló que existen desafíos inmediatos para sostener la viabilidad de la economía que viene: el ágil refinanciamiento de la deuda externa, un esquema cambiario estable y una política monetaria predispuesta hacia la producción.

Hoy las expectativas de los empresarios están centradas en los interlocutores que tendrán en el próximo Gabinete para implementar programas de mediano y largo plazo. Si bien la producción es el Ministerio al que van a prestarle atención los industriales, entienden que la clave estará en la conducción económica, en las definiciones del Banco Central y en el encargado de renegociar la deuda externa, especialmente con el FMI.

Sucede que el control del tipo de cambio a través del cepo, aún extendido, no será la única condición para evitar la volatilidad "porque lo importante es evitar que se dispare la brecha con el dólar blue ya que esa situación chocará contra la necesidad de bajar el nivel de tasa de interés", confió a BAE Negocios uno de los integrantes de la UIA.

Si el reperfilamiento, con o sin reestructuración, de la deuda externa y las relaciones con el FMI se extienden y se tensan, las condiciones para el desarrollo de Vaca Muerta y la aparición de una tasa de interés para la producción se ponen en duda, consideran desde la central fabril.

Si las variables deuda, esquema cambiario y política monetaria se ponen en línea, los siguientes puntos a tomar son las tarifas y los combustible, como forma de medir los costos para la producción nacional. "Recién con estos temas controlados se puede abordar con cierto éxito el acuerdo de precios y salarios, y la mesa de diálogo tendrá el éxito que se busca". "Si se busca un parche como el Ahora 12, Precios Cuidados o congelamiento, va a ser otro fracaso más", advirtió el representante de una empresa alimenticia consultado por este diario.

Para los industriales, el desafío es aprovechar el actual superávit comercial para ensanchar las reservas a través de compra de dólares. Pero el acuerdo con el FMI para lograr estabilidad debe resolverse antes del primer vencimiento de deuda. "Con default es un desorden nuevo. Por eso ya tienen que negociar la deuda para no se dispare la brecha entre el dólar oficial y el blue. Si hay volatilidad, el ruido no permite que se baje la tasa", explicó una fuente técnica consultada por este diario.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos