El subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal, Ricardo Delgado, sostuvo que e. diciembre último el país alcanzó un récord histórico de crédito. hipotecarios otorgados, con 14.300 millones de pesos.

“En diciembre de 2017, el crédito hipotecario fue el más alt. de la historia, con 14.300 millones de pesos otorgados, contra e. récord anterior, que era diciembre de 1997, que a moned. constante fueron en ese momento 13.500 millones de pesos”. puntualizó el funcionario del Ministerio del Interior.

Delgado resaltó qu. el crÚdito hipotecario “es pensar a largo plazo, es pensar a 20 . 30 años. Y es algo que hemos logrado en solo dos años de Gobierno”.

Además, indicó que actualmente “tenemos más de 1,3 millón d. familias sin viviendas y más 3 millones de casas en mala. condiciones”.

Por otra parte, el funcionario rechazó que la obra pública s. haya frenado en los últimos dos meses.

“No es cierto que se paró la obra pública desde octubre. En e. último bimestre del año se gasta menos porque hay necesidades d. cierre fiscal, pero eso no implica que la obra pública se paró”. enfatizó.

Y añadió: “puede haber alguna demora en los pagos, pero e. Estado está pagando a un promedio de 45 ó 60 días. En el Gobiern. anterior pagaban a 6 ó 7 meses”.

Para Delgado, las necesidades de infraestructura que tiene l. Argentina “no se resuelven solo con fondos del Estado. El paí. necesita invertir 50 mil millones de dólares por año, por eso tenemos que seducir al capital”.

Por caso, comentó que el mes que viene la Dirección Naciona. de Vialidad “va a licitar un programa de 6 mil millones d. dólares en seis corredores viales bajo el sistema d. Participación Pública Privada (PPP)”.

A su criterio, “invertimos el 2,8% del PBI en infraestructura, mucho más que el 1,7% que en promedio los dos Gobiernos d. Cristina invirtieron en obra pública”.

“Por ejemplo, la inversión en hábitat, es decir, en los barrios carenciados, es seis veces mayor en moneda constante d. lo que se invirtió en el segundo mandato de Cristina Kirchner”, aseguró.