El ministro de Transporte Guillermo Dietrich presentó en Washington los avances del plan de infraestructura, de la nueva red de autopistas y rutas seguras que el gobierno nacional licitará como primer proyecto de participación público-privado.

Entre otras obras se busca la modernización de más de 7.000 km de rutas en todo el país

El funcionario fue en búsqueda de fondos externos para que financien los proyectos de PPP.

Como adelantó BAE Negocios, entre los doce países interesados en invertir en estas obras están los EE.UU.

Estas obras comprenden la modernización de más de 7.000 kilómetros de rutas de todo el país, con una inversión prevista de más de 16.700 millones de dólares.

La presentación fue realizada en la sede de la Cámara de Comercio Estadounidense, informó la cartera de Transporte en un comunicado.

El plan comprende además la nueva red de accesos a los puertos de Bahía Blanca y Gran Rosario, la renovación de 3.500 kilómetros de vías para el tren de cargas, la modernización de 19 aeropuertos y obras para los trenes metropolitanos por 14.000 millones de dólares.

En ese marco, Dietrich también dio detalles sobre la red de autopistas y rutas seguras, cuya primera etapa será licitada en abril a través del sistema de participación público-privada (PPP).

En el evento participaron 40 representantes de empresas y organizaciones de ingeniería y la construcción, como AECOM, General Electric, Fluor Corporation, BL Harbert International, CH2M y John Deere, entre otras.

Durante la presentación, el ministro hizo hincapié en el primer proyecto que el gobierno argentino licitará a través del mecanismo de PPP. Se intervendrán alrededor de 7.000 kilómetros de rutas nacionales incluyendo la construcción de 1.610 km de autopistas, 3.310 km de ruta segura, 324 km de obras especiales y 26 km de variantes, en total, 5.270 km. En los restantes 2.077 km se realizarán obras de mejoramiento y mantenimiento de la red vial existente.

A través de un comunicado de prensa, el ministro Dietrich puntualizó que "hace décadas que en Argentina no hay obras de esta magnitud. Una de las grandes transformaciones de estos dos años fue la política de corrupción cero diseñada por el presidente Mauricio Macri".