La contundente derrota del oficialismo, que sorprendió a los especuladores financieros, fue el chispazo que activó una estampida de fondos especulativos del país y un desplome de los activos argentinos. Pese a una fuerte intervención oficial, el dólar se disparó ayer 23% y cerró en el récord de $57,30 en el promedio de los bancos porteños, $10,75 más que el viernes. En algunas entidades, como el BBVA, el Patagonia y el Hipotecario, terminó en $60. El Banco Central vendió reservas por primera vez en el año y desplegó todo su arsenal pero apenas moderó la escalada. El ansiado mensaje del Presidente Mauricio Macri no precisó medidas ante la crisis y hecho más leña al fuego de la corrida.

El resultado sacudió a los mercados, que estaban volcados a favor de una reelección presidencial en busca de la continuidad de un modelo liberal y mejores condiciones para renegociar una deuda que descuentan impagable y crece en relación con el PBI ante cada devaluación. El correlato fue una salida en masa de capitales golondrina: las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street se hundieron hasta 59% y los bonos en dólares se desplomaron 25% en promedio (ver página 5). Mientras, se aceleró la demanda de divisas para coberturas.

En el mercado mayorista, el dólar saltó a toda velocidad por encima de los $60 en el inicio de la rueda. Pese al despliegue de todo el arsenal oficial, la cotización apenas se atenuó desde los máximos intradiarios y cerró con un alza de $7,75 a $53. Sin vendedores a la vista, se operaron sólo US$550 millones. Una gran cantidad de fondos que quiso salir y no encontró oferta mantendría la presión alcista.

El BCRA vendió US$105 millones de las reservas más los US$60 millones a cuenta del Tesoro

"Vimos gente tratando de salir pero no mucho movimiento. El dólar tiene más espacio para subir", dijo Daniel Chodos, de Credit Suisse. Otras operadoras coincidieron. Para Portfolio Personal, "el pánico no se evitará y la caída tampoco se limitará a una sola rueda". Mientras que Balanz, la autora del "dólar-Alberto a $70", mantiene su proyección de ese precio para fin de año.

En este cuadro, los inversores financieros esperaban señales políticas. Matías Kulfas, economista de cabecera de Alberto Fernández, repitió lo que el Frente de Todos dijo hasta el cansancio: que cumplirán con todas las deudas. Pero la palabra más ansiada era la de Macri, el encargado de administrar la crisis hasta diciembre, a quien reclamaban medidas para capear el temporal.El mensaje pronunciado después del cierre de la plaza cambiaria decepcionó y la palabra "papelón" se multiplicó en los grupos de Whatsapp de los operadores. El mandatario se desligó de la responsabilidad del sacudón, cargó las tintas contra el kirchnerismo, avivó la polarización y se mostró dubitativo. "Tras una intervención oficial bastante escasa, el discurso sin medidas concretas de cómo va a accionar la política cambiaria de acá a octubre para generar certezas deja un escenario complicado", planteó la economista Candelaria Botto.

Ayer el Central utilizó todas sus herramientas y no evitó un fuerte salto de la divisa. Por primera vez desde la llegada de Guido Sandleris, vendió reservas propias en el mercado: a través de tres subastas puso US$105 millones, que se sumaron a los US$60 millones diarios que licita a cuenta del Tesoro. En ese marco, los analistas dudan del verdadero poder de fuego oficial para enfrentar esta corrida (ver página 6).

Además, la entidad intervino en el mercado de futuros y convalidó una suba de más de 11 puntos en la tasa de las Leliq hasta el 74,78%, con la intención de reabsorber los $257.062 millones que vencían hoy e intentar evitar una dolarización masiva de tenedores de plazos fijos, la gran preocupación que se abre de ahora en adelante. Sin embargo, sólo logró que los bancos renueven el 39% del vencimiento.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos