Sin el margen mínimo para la incertidumbre, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, confirmó ayer que firmará "la próxima semana" aranceles del 25% a las importaciones de acero y 10% a las aluminio, y que estarán en vigor "por un largo periodo de tiempo", lo cual generó la preocupación de la Cámara Argentina del Acero.

"Las estaremos firmando la próxima semana. Y tendrán protección por un largo periodo de tiempo", señaló Trump tras un encuentro con líderes empresariales en la Casa Blanca en el que no mencionó los países afectados. De la reunión, participaron representantes de grandes conglomerados siderúrgicos como Arcelor Mittal, Nucor o US Steel Corporation.

Preocupación en la Cámara Argentina del Acero por el cierre de los mercados

Ante este escenario, la entidad que agrupa a los fabricantes argentinos, como el Grupo Techint, "manifiesta su preocupación por el reciente anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respecto de su decisión de imponer un arancel del 25% a las importaciones de acero que realiza EE.UU. provenientes de todos los países. Si bien ha trascendido que la decisión se formalizaría la semana entrante y aún no se conoce el alcance preciso de la medida en términos de productos y países afectados, el anuncio del presidente Trump tendría como resultado la afectación de las exportaciones argentinas de productos de acero que se venden a dicho país".

Trump tenía hasta mediados de abril para decidir qué medidas adoptar, después de que el Departamento de Comercio le enviase un informe sobre los efectos de las importaciones de estos productos sobre "la seguridad nacional" de EE.UU. en el que recomendaba aplicar estos aranceles o cuotas. En el 2017, de acuerdo con la Cámara Argentina del Acero, "se despacharon a dicho mercado más de 200.000 toneladas de tubos de acero sin costura, producto de alto valor agregado para la industria del petróleo, los cuales podrían verse fuertemente afectados por la medida anunciada".

Por otra parte, la decisión de la Administración Trump "podría generar un desvío de comercio hacia Latinoamérica -y Argentina en particular- de productos de acero, que muchas veces ingresan en condiciones de comercio desleal provenientes desde países como China, Corea del Sur, Vietnam, Rusia, y Ucrania", puntualizó la cámara que pidió políticas de protección. Aunque Trump no citó países en concreto, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, subrayó en el documento que circula por la Casa Blanca, conocido como "Informe 232", que China es "el gran responsable" del exceso de acero en los mercados internacionales, ya que el gigante asiático "sólo en un mes produce lo mismo que EE.UU. en todo un año".