El Gobierno finalmente jugó otra carta para tranquilizar a los mercados. El Presidente dio un breve mensaje antes de la apertura del dólar que el martes había batido en un nuevo récord histórico por arriba de los 32 pesos.

La tensión económica que vive el país aceleró la necesidad de un adelanto de fondos del Fondo Monetario Internacional dado que la actual situación "genera angustia y preocupación", según explicó Mauricio Macri en un anuncio grabado desde la Quinta de Olivos.

En lo que pareció un spot televisivo de dos minutos, el jefe de Estado confirmó que la decisión se tomó "para el cumplimiento las obligaciones del año próximo". Desde hacía varias semanas, el equipo económico había estado envuelto en diferentes versiones sobre los pasos a seguir ante la inestabilidad de los mercados. Finalmente, el Gobierno desmintió la posibilidad de ampliar el acuerdo con el FMI, una decisión que generaba mayor incertidumbre; y negoció un adelanto de los desembolsos previstos para los que resta del crédito para poder utilizarlos durante 2019.

El acuerdo con el FMI de tres años implicaba hasta ahora un pago de 15.000 millones de dólares -el cual ya se hizo en junio- y 3.000 millones por trimestre entre septiembre de este año y junio de 2021.

Sorpresivamente, llegó la palabra presidencial para reconocer la necesidad de acudir a un nuevo salvataje del FMI porque "en las últimas semanas hemos tenido nuevas expresiones de falta de confianza de los mercados". Sin dar mayores precisiones de los montos ni detalle del diálogo con el Fondo, la reacción inmediata de la City fue negativa. Por la noche, Nicolás Dujovne hizo otro intento por llevar calma. Hoy será otra jornada crucial.

Una vez más volvió a culpar a la situación del país al "empeoramiento del contexto internacional". "Estas situaciones tormentosas generan angustias y preocupaciones", explicó al adelantar una profundización del ajuste que implicará "esfuerzos fiscales necesarios".

El plan de gradualismo llevado adelante por la gestión de Macri llegó al momento más crítico cuando camina hacia el tercer año con una escalada del dólar y una fuerte crisis económica. El líder de Cambiemos aseguró que "están haciendo todo lo que esté a su alcance para salir adelante".

"Estoy convencido, más que nunca, de que juntos vamos a lograr superar nuestras dificultades, cambiando de verdad, de raíz y entendiendo que no hay atajos mágicos", finalizó el mandatario.

Macri realizó el anuncio previo a la reunión de coordinación programada en la residencia de Olivos con la presencia del jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; y los secretarios Gustavo Lopetegui y Mario Quintana. Luego tuvo un encuentro con la Mesa de comercio en las oficinas de Mercado Libre en Vicente López para recluirse después en Olivos.