Los trabajadores perdieron dos salarios y medio al año desde 2015, según un cálculo del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav en base al índice Ripte, que elabora la Secretaría de Seguridad Social. El poder adquisitivo cayó 18,2% entre octubre de aquel año y agosto pasado, último dato oficial, y 12,7% desde diciembre de 2017. "Esto significa que para sostener el salario real promedio de noviembre del 2015 entonces el trabajador debería recibir $9.781 adicionales y $6.405 si quiere volver al ingreso que tenía en diciembre del 2017", advirtió el informe. Y completó: "Más de dos meses al año se le ha quitado al trabajador desde 2015 en términos de poder adquisitivo. De los cuales, dos tercios fueron realizados durante la crisis que se inicia en abril del 2018".