La larga crisis que atraviesa la compañía Cresta Roja sumó ahora un nuevo capítulo, ya que una de las firmas que integra el consorcio que la administra anunció la cesación de pagos y volvió a poner un manto de dudas sobre el destino de la productora avícola.

El grupo Ovoprot Internacional comunicó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires las dificultades económicas y financieras que atraviesa, que le impidieron hacer frente al pago de los intereses de deuda por 50 millones de pesos.

Así, una de las avícolas que llegó a estar entre las primeras del país, acumuló un nuevo motivo de preocupación tras la cesación de pagos en que incurrió una de las compañías que integra el consorcio tripartito que desde 2016 administra la firma.