El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, consideró que el dólar "no sufrirá alteraciones significativas" en los próximos meses por lo que "moderará" la tasa inflacionaria, dijo que el Gobierno no revisará la meta de inflación y que tiene "plena confianza" en el Banco Central.

El funcionario afirmó que ya se esperaba un primer cuatrimestre "más duro en término de precios", aunque consideró que los números de esta fase del año representarán un "fenómeno transitorio". "Sabemos que la suba de los precios regulados afectan a la inflación núcleo aunque estamos convencidos de que a partir de mayo se registrará un marcado descenso de la inflación, por lo tanto los números del primer cuatrimestre de este año representarán un fenómeno transitorio", afirmó Dujovne.

El ministro consideró que la suba del 2,3% de la inflación en marzo "es un mal trago" que era "esperable", aunque se manifestó "muy positivo respecto a la desinflación que vamos a tener en los próximos meses".

El funcionario advirtió que "esos números de inflación van a ser todavía altos en abril, dado que tenemos el impacto de la suba del gas". No obstante remarcó que, "a partir de allí vamos a ver tasas sustantivamente más bajas que las del primer cuatrimestre del año. Es un mal trago que estamos atravesando totalmente esperable por nosotros".

Sostuvo que "a pesar de las suba de precios del primer cuatrimestre, el sector privado sigue con una meta de previsión para el 2019 inferior al 14% anual de precios. El proceso de desinflación no está en duda", expresó. "La meta es una meta, no es una proyección. Es una meta que se pone como mecanismo ordenador de la política macroeconómica", dijo.