El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, alertó este viernes que las condiciones financieras internacionales están "afectando a economías emergentes" como la argentina, al concluir la Cuarta Reunión Ministerial de Finanzas del G20.

El encuentro se realizó en Bali, Indonesia, en el marco de las asamblea anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.
Dujovne señaló que "en el encuentro se discutió sobre las perspectivas de la economía global, que siguen siendo positivas, en tanto que las proyecciones de crecimiento mundial se mantienen estables".

Junto a la vicepresidenta segunda del Banco Central, Verónica Rappoport, el funcionario nacional brindó una conferencia de prensa al finalizar las deliberaciones del organismo: "La expansión es hoy menos uniforme entre las distintas economías y algunos de los riesgos que se discutieron a principios de año están empezando a materializarse".

Según el ministro, "a medida que la política monetaria continúa normalizándose en las economías avanzadas, las condiciones financieras se endurecen en las economías emergentes, varias de las cuales han experimentado volatilidad".

Al referirse a las tensiones comerciales, Dujovne dijo que los ministros del G20 estuvieron "de acuerdo en que el comercio internacional es un motor importante de crecimiento y que se deben resolver las tensiones que pueden afectar negativamente la confianza de los mercados y aumentar la volatilidad financiera". 

"Es clave la cooperación entre los miembros del G20 para mantener la estabilidad financiera mundial", señaló el funcionario.

El jefe del equipo económico también se manifestó acerca de la infraestructura para el desarrollo, una de las prioridades definidas por la presidencia argentina del G20 "dada su importancia para la prosperidad económica, el desarrollo sostenible y el crecimiento inclusivo".

"Nos hemos centrado en cómo catalizar la inversión del sector privado en infraestructura al establecer condiciones necesarias para que se desarrolle como una clase de activo", expresó el ministro.

Durante el encuentro, los funcionarios de las distintas delegaciones debatieron sobre la arquitectura financiera internacional; la iniciativa Compact with Africa, lanzada durante el G20 2017 para impulsar la inversión privada en el continente africano, y la agenda de inclusión financiera, entre otros temas.

La Cuarta reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales contó con la participación de la directora gerente del FMI, Christine Lagarde; los presidentes del Banco Mundial, Jim Yong Kim; y del Banco Central Europeo, Mario Draghi; el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin; el canciller de la Hacienda del Reino Unido, Philip Hammond; y el ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso.

Las conclusiones de la reunión de Bali son un paso más hacia la Cumbre de Presidentes del G20, que tendrá lugar el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en el predio porteño de Costa Salguero.