Ante empresarios e inversores españoles, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que la deuda argentina “es perfectamente sostenible”, al tiempo que afirmó que las necesidades financieras del país irán bajando con la reducción del déficit fiscal. 

El titular del Palacio de Hacienda hizo estas declaraciones al disertar en un foro económico ante empresarios e inversores de España, donde en el turno de las preguntas fue consultado sobre el endeudamiento de la Argentina. 

"Va a haber un pico en el año 2020 y luego comenzará a bajar. Cumpliendo con las metas fiscales, nuestro ratio deuda-PBI se estabilizará y será uno de los más bajos de los países emergentes”, afirmó Dujovne., quien además explicó que “las necesidades financieras del país van bajando con la reducción del déficit, de ahí que en 2019 buena parte de las necesidades van a ser cubiertas localmente, con lo que vamos a estar mucho menos expuestos”.

El ministro también reiteró que "tras 12 años de populismo en los que se acumularon enormes distorsiones económicas, culturales, de respeto a la ley y en la relación con el mundo”, Argentina “necesita bases sostenibles sobre las que crecer” para atraer inversión.

“Las necesidades financieras del país van bajando con la reducción del déficit", sentenció el ministro desde Madrid.

En el Foro Nueva Economía” que se realizó en el Hotel Ritz, resaltó que "Argentina necesita un nuevo ordenamiento fiscal, necesitamos ser solventes si queremos que la inversión privada se desarrolle” y destacó que de esta forma "se puede asegurar que “no se van a dar pasos inadecuados respecto a contratos previamente establecidos”. 

Déficit fiscal

El ministro de Hacienda detalló algunos de los asuntos que más preocupan al inversor, como el déficit fiscal, pero justificó la actual situación al resaltar que el Gobierno recibió un déficit del 5,4 por ciento del PB. y se comprometió a bajarlo en un punto por año. 

"Nos dirán que es una trayectoria lenta, pero es lo que han hecho la mayoría de los países europeos en la post-crisis. Pero además no tenemos otro camino”, indicó Dujovne, exponiendo como un logro que el país haya terminado 2017 con un déficit del 3,9 por ciento. 

En este sentido, enfatizó que "si el gobierno es reelecto, en el año 2021 alcanzaremos un equilibrio”.  "Entendemos que debemos ser graduales, pero no podemos fallar en nuestras metas”, dijo el funcionario, quien afirmó que el “gasto primario no crecerá en términos reales”. 

La lucha contra la inflación 

Dujovne, además, resaltó la importancia de tener "una inflación similar a la del resto del mundo” y remarcó que para eso el país tiene "un Banco Central independiente, con metas de inflación, que está haciendo una tarea titánica”. 

El ministro admitió las dificultades que afronta el Gobierno en esa materia, pero se mostró optimista en que se cumplirá con la meta del 15 por ciento fijada para este año: “Tenemos muy pocas herramientas pero una voluntad de hierro, vamos a derrotar a la inflación”, enfatizó. 

"El país tiene un Banco Central independiente, con metas de inflación, que está haciendo una tarea titánica”, destacó Dujovne.

"Estamos atravesando los peores meses porque estamos generando la suba de precios de servicios regulados que es inevitable, porque hay que eliminar el gasto en subsidios para converger en precios de mercado, pero la inflación va a bajar en los próximos meses, y trabajamos con la meta del 15%”, afirmó. 

Por otra parte, Dujovne insistió en la apuesta del Gobierno para que este año finalmente se firme el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, que para Argentina “supondrá tener acuerdos ya no con el 8% sino con el 30% del PBI mundial”. 

"Somos muy optimistas, porque no creemos que haya otro camino que la integración. Hoy se están discutiendo aspectos muy puntuales, pero por primera vez se está negociando en serio para cerrar el acuerdo. Todos los que estamos sentados en la mesa creemos en este acuerdo comercial. Esto es algo que no había ocurrido nunca antes”, apuntó.