El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró hoy que la reforma tributaria que impulsa el gobierno nacional apunta a combatir la "inequidad y la desigualdad", e "ir quitando la madeja" de impuestos que alejan al país del mundo en términos de competitividad.

"En los últimos 15 años la Argentina acumuló un conjunto de impuestos que no existen en otros lugares del mundo. Son impuestos malos porque impiden que las empresas puedan generar empleo, exportar, ser competitivas, que se genere trabajo de calidad", dijo Dujovne en diálogo con Radio Con Vos.

"La reforma apunta a ir quitando esa madeja de impuestos que nos alejan del mundo en términos de competitividad y terminar con situaciones de inequidad, de desigualdad", expresó el titular del Palacio de Hacienda.

Aclaró que "más allá de los anuncios, hay un conjunto de medidas para combatir la evasión, que se conocerán cuando demos a conocer los proyectos".

Recordó que la reforma tributaria será gradual, y apuntó a cargas como el impuesto al Cheque que "no existen en otros lugares del mundo, que incentiva la informalidad y la integración vertical".

El ministro también citó a los impuestos a las Ganancias de las empresas. "Hoy son altísimos. En el mundo el promedio es 24% y en la Argentina es 35%. Proponemos bajarlo gradualmente, para que la empresa reinvierta".

"Otro problema es el excesivo peso de impuestos al trabajo", comentó Dujovne, y dijo que "las contribuciones patronales son muy altas. Se sitúan entre 17% y 21%, es elevadísimo. Proponemos generar un mínimo no imponible, por debajo del cual no se paguen contribuciones patronales".

Respecto del IVA, el ministro de Hacienda manifestó: "Proponemos que los saldos técnicos se recuperen en seis meses".

Por último, mencionó que "hay recursos que aumentan con el llamado gravamen a la Renta Financiera. Eliminamos exenciones de algunos activos", agregó.