El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne resaltó ayer que que las reformas que impulsa el Gobierno apuntan a un "crecimiento potencial de la Argentina que supere el 3 por ciento anual en los próximos años".

El ministro que participó ayer de la Conferencia Internacional de Economía y Finanzas CIEF 2017, afirmó que "para adelante, en el camino vamos a seguir haciendo lo mismo, bajando impuestos, con gradualismo" y con un "tipo de cambio flotante", señaló. Al respecto, el funcionario nacional se refirió a la estrategia de la Casa Rosada para reducir la inflación y subrayó: "Podríamos tentarnos en fijar el tipo de cambio para bajarla más rápido, pero acá estamos haciendo una inversión, que nos cuesta hoy, pero nos va a rendir mañana. Mantener el tipo de cambio flotante permite una mayor capacidad de absorber shocks como el resto del mundo".

Dujovne afirmó que el diálogo del Gobierno con la CGT "va a seguir el lunes" .

"Hemos elegido un programa económico en el cual queremos crecer porque aumenta la inversión. Eso nos hace más productivos e innovar más, genera mejores salarios reales y nos abrimos al mundo. Eso no era obvio porque crecíamos porque aumentábamos la demanda y después íbamos emparchando", destacó.

El funcionario recordó que al llegar al Poder Ejecutivo había "un nivel de impuestos distorsivos gigantescos" y sostuvo que el objetivo era obtener "la solvencia fiscal", algo que "es muy difícil de obtener en una economía que crece poco".

"Para promover la inversión necesitamos reglas de juego claras, para que sea el sector privado el que invierta y genere empleo. Para eso hay que ser solvente, porque en otras oportunidades se perdió la solvencia y se avanzó sobre el sector privado", agregó el ministro.

En el mismo panel, Carmen Reinhart, profesora de Harvard Kennedy School (USA), consideró que "un reto de política inmediato es cómo manejar los flujos que van a seguir entrando" al país.