En un encuentro con empresarios de España, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que "el Gobierno inició un proceso para consolidar un crecimiento sustentable en la Argentina, sin intentar bajar la inflación fijando el tipo de cambio ni atrasando las tarifas de los servicios públicos". El funcionario destacó que el proceso "va a crear un crecimiento sustentable en Argentina que no está basado en ningún atajo".

"En 2017 Argentina ha crecido cerca del 2,8 por ciento y la inversión ha aumentado entre un 10 y 11 por ciento", enfatizó el ministro, quien resaltó que el plan de reformas del gobierno del presidente Mauricio Macri se sustenta en tres pilares, “equilibro fiscal, monetario e institucional”, con el objetivo de lograr “un crecimiento sostenido en el largo plazo”. 

"Es crucial porque pensamos que para generar una Argentina próspera, con bajo desempleo y en el que podamos derrotar a la pobreza, el crecimiento tiene que ser liderado por el sector privado”, añadió el funcionario, que además defendió la necesidad de las reformas fiscales, además de la importancia de contar con “un Banco Central independiente que logre una inflación similar a los vecinos, de un dígito”.

Según Dujovne, las reformas ya adoptadas en el plano fiscal permitirán bajar el gasto público “de 42 puntos del PBI a 40 puntos, hasta llegar a 33 puntos del PBI en 2023”, como también confió en que la Argentina podrá cumplir con la meta de inflación del 15 por ciento de este año. 

Consultado respecto de este objetivo, Dujovne sostuvo que “efectivamente en diciembre del año pasado hemos modificado la meta de inflación”, pero explicó que esos objetivos se fijaron al inicio del mandato cuando “todavía había incertidumbre”.  "Eso no quiere decir que el gobierno vaya a resignar un centímetro su objetivo de lucha contra la inflación”, dijo Dujovne, y remarcó: “no tengo dudas de que vamos a ser exitosos”.