El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, remarcó que la expectativa de cara al gobierno del presidente electo Alberto Fernández es que Argentina "cumpla con el compromiso" del pago de la deuda que tiene con el Fondo Monetario Internacional ( FMI).

Por otra parte, Mnuchin no descartó una renegociación, pero destacó que cualquier cambio solicitado será tomado "como parte de su plan económico". Cuando asuma como mandatario nacional el 10 de diciembre, Fernández heredará la deuda de 57 mil millones de dólares que tomó el gobierno de Mauricio Macri.

“Argentina tiene un compromiso con el FMI. Nuestra expectativa es que este gobierno cumpla con ese compromiso y si solicita cambios, como cualquier otro país, el FMI considerará su solicitud como parte de su plan económico”, manifestó Mnuchin en diálogo con Reuters, en el marco de una conferencia sobre inversión en Riad.

Además, aseguró: "Queremos que el pueblo de Argentina y la economía tengan éxito. Nuestros intereses son apoyar al pueblo".

Esta semana, la directora del FMI, Kristalina Georgieva, felicitó a Fernández por su triunfo electoral y le indicó que el organismo espera "iniciar conversaciones con su administración para enfrentar los desafíos económicos de la Argentina". Ante esto, el presidente electo contestó: "Los argentinos también esperamos salir lo antes posible de esta crisis para volver a crecer y que eso nos permita cumplir con nuestros compromisos, además de tener una economía sólida que nos beneficie a todos".

Aún así, diez días antes de las elecciones, Georgieva anunció que el desembolso pendiente de US$5.400 millones no se girará hasta que Fernández asuma y se conozca su plan económico. "El Fondo está totalmente comprometido en trabajar con Argentina", sostuvo, pero aclaró que antes de iniciar la renegociación del programa stand by con la nueva gestión, el FMI está "muy interesado en ver cuál es el marco de política que se establece".