Tras el reclamo del Gobierno, Estados Unidos decidió eximir por el momento a la Argentina de los pesados aranceles al acero y al aluminio, informó este jueves el Representante de Comercio, Robert Lighthizer. También fueron exceptuados la UE y varios países, incluidos México,y Brasil.

Al hablar ante el Congreso, Lighthizer dijo que las exenciones se aplican “a los dos socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (México y Canadá). También a la Unión Europea.Tenemos a Australia, Argentina y Brasil, y evidentemente también a Corea del Sur”.

El gobierno del presidente Donald Trump impuso el 8 de marzo aranceles de 25 por ciento a las importaciones estadounidenses de acero y de 10 por ciento de las de aluminio, lo cual hace temer el estallido de una guerra comercial generalizada.

Ya al firmar la Resolución Presidencial que impuso esos aranceles Trump había adelantado que México y Canadá quedarían “por ahora” eximidos.

México, Canadá y Estados Unidos ya realizaron siete rondas de negociaciones para renegociar los términos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sin que hasta ahora las partes hayan dado cuenta de avances significativos. Canadá es el mayor proveedor de acero al mercado  estadounidense, seguido por Brasil.

El lunes, el gobierno había anunciado detalles de un proceso que países interesados en obtener una exención de esos aranceles  debían seguir. Inclusive la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrem, estuvo en Washington para negociar que la UE quedara a salvo de de  los controvertidos aranceles.

Cuando la Casa Blanca anunció de su intención de imponer esos  aranceles, la UE de su lado informó que ya había preparado un plan  de medidas de represalias contra productos estadounidenses.

Ese plan fue diseñado para penalizar a productos provenientes  de los sectores de Estados Unidos donde el presidente Trump tiene  el grueso de su soporte electoral.