Los empresarios industriales alertaron por la crisis que impacta en las empresas de las economías regionales. El aumento de las naftas impactó de lleno en los costos logísticos y puso en shock a varias fábricas. En una semana marcada por la caravana de 300 kilómetros por los despidos y cesantías en el sector azucarero, el cierre del histórico ingenio San Isidro de Salta quedó como ejemplo de la situación.

Los problemas de competitividad generaron que el grupo peruano Gloria decidiera levantar sus inversiones en el país y cerrar el ingenio más antiguo del país, decisión que dejó a 730 trabajadores sin empleo. El gobernador Juan Manuel Urtubey viajó personalmente a Perú para intentar convencer a los empresarios de desactivar el plan de crisis, pero luego de una presentación en Power Point -en donde detallaron los problemas de competitividadpidieron menos costos logísticos, impositivos y laborales, que el mandatario provincial no pudo responder.