Frente a la necesidad de un tipo de cambio más alto que genere la competitividad necesaria para mejorar la balanza en las economías regionales, Coninagro reclamo que se aceleren los tiempos en avanzar "en acuerdos comerciales" necesarios para la apertura de nuevos mercados. A la vez pidió que se eleven los reintegros a la exportación de productos como: el vino, cítricos, arroz, peras y manzanas para disminuir los costos de producción.

Ante la problemática de las producciones del interior del país, el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, reclamó "una inserción profunda y sostenible en los mercados extranjeros no sólo depende de la competitividad cambiaria y la demanda de nuestros socios, sino también de una política internacional seria y coherente en el largo plazo, como la que permitirá la exportación de carne con hueso a China".

En diálogo con BAE Negocios, Iannizzotto reclamó que "se aumenten las negociaciones internacionales de baja de aranceles para ir colocando productos como una forma de esperar que el posicionamiento de los precios en la Argentina y el dólar se vaya acomodando".

En un informe la entidad puso como ejemplo a diversas plazas a donde todo indica que van a crecer lo que es una oportunidad para hacer negocios. En esa línea destacó al continente asiático donde la India y Vietnam que absorben una parte importante de las exportaciones de granos, se esperan que tenga un crecimiento de 7,4% y 6,3% respectivamente en 2018. Por otra parte, para la Unión Europea se proyecta una modesta expansión del 2,2% anual, con países como Alemania (también un importante demandante de miel) e Italia (uno de los principales compradores de lanas), entre otros, creciendo 2,3 y 1,4%, en ese orden.

"Todos estos valores hacen pensar en un crecimiento de la demanda de productos regionales argentinos en 2018", sostuvo la entidad en un comunicado.

Pero para lograr eso "no sólo depende de la competitividad cambiaria y la evolución económica de nuestros socios sino también del diseño de una política internacional seria y coherente en el largo plazo, la firma de acuerdos comerciales que ayuden a que las relaciones con otros países fluyan con menos sobresaltos".

Respecto de los reintegros el dirigente manifestó que en el caso de la vitivinicultura "la suba de 3 puntos porcentuales sobre el 6% que tiene actualmente representa un gasto para el gobierno de u$s30 millones frente a una cosecha de u$s1.00 millones que le pueden entrar al Estado, lo que muestra una alta diferencia en el final de la cuenta y donde ganamos todos".

Un estudio del Ieral de los 25 principales productos asociados a las cadenas regionales que representa alrededor del 80% del valor exportado, 18 de ellos es decir el 72%, las cantidades enviadas el año pasado son menores a las de 2016. En este grupo se encuentran los vinos, el maní, la miel, las manzanas, porotos blancos, peras, ciruelas, etc. En otros casos, las ventas externas tienen una incidencia menor pero aún significativa, como en el de las manzanas o en el de las bodegas, donde las exportaciones pueden generar entre un 35% a 40% de los ingresos.