Economistas evaluaron hoy que la brusca suba del dólar, que este jueves finalizó a $39,77 promedio, es "el resultado de la desconfianza", mientras advirtieron sobre las consecuencias de elevar las tasas de interés al 60 por ciento. 

El consultor Agustín Monteverde se refirió a las declaraciones del jefe de Gabinete, Marcos Peña, respecto de que la Argentina no se encuentra "frente a un fracaso económico" e ironizó en su cuenta de Twitter: "Sólo nos quedamos fuera de los mercados de deuda, con inflación en rápido ascenso y economía hundiéndose".

El economista Luis Secco consideró que la depreciación del peso frente al dólar "es el resultado de la desconfianza".

En declaraciones al canal TN, resaltó: "Se genera una gran cuota de incertidumbre. Es un Gobierno al que le cuesta mucho armar un paquete económico".

Por su parte, el especialista José Luis Espert aseguró en redes sociales: "Cuando el perjuicio para el país (se puede medir) es ostensible, tiene que haber juicio por mala praxis económica". 

"No puede ser que jueguen así con nosotros, prendiéndonos fuego", fustigó y tildó de "delirio" la determinación del Banco Central de subir la tasa de Política Monetaria para frenar la demanda de divisas por entender que a causa de ello "la economía real se derrumbara más todavía".

El economista Miguel Kiguel puntualizó: "El tipo de cambio está nuevamente bajo una presión tremenda, el riesgo país sigue subiendo y no hay una respuesta muy clara a lo qué pasa".

"Los temores pasan más por cómo el Gobierno maneja la crisis que por la economía en sí misma", indicó en radio Continental.

El ex viceministro de Economía Emmanuel Álvarez Agis alertó: "Si se hacen las mismas cosas que durante los últimos 90 días, esto va a terminar muy mal". 

"El Banco Central debe intervenir y ponerle un techo al dólar", analizó en declaraciones a FM La Patriada, mientras apuntó: "Ningún salario queda a la altura de esta devaluación".

El director de Ágora Consultores, Agustín D Attellis, destacó: "Hoy el gobierno no tiene ninguna salida". 

"Hay que tomar medidas de fondo que este Gobierno no está dispuesto a tomar", subrayó en diálogo con el portal Post Político.

Además, estimó: "La inflación globalizada en septiembre va a estar en el 40%. El panorama que se viene es muy complicado pudiendo cerrar el año con una inflación del 50%".