El Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Anses desarmó el 60% de sus posiciones en Lebac durante el último trimestre de 2017 y aumentó fuertemente su tenencia de títulos públicos del Gobierno nacional atados al CER. A lo largo de todo el año, el valor de la cartera financiera del organismo previsional creció 16% en dólares.

De acuerdo a los últimos documentos difundidos por el FGS, la cartera del Anses aumentó en el año u$s8.827 millones, alcanzando un monto total de u$s64.055 millones. En pesos, en tanto, el valor total fue de $1,203 billones con un incremento en 2017 del 37,4%. Hacia diciembre, el portafolio del Fondo quedó compuesto de la siguiente manera: 57,3% por títulos públicos nacionales (11,3% de la cartera son Bonos Cuasipar); 20,1% en acciones; 7,8% en proyectos productivos y de infraestructura y 3,7%.

Observando la distribución de la cartera por monedas, entre el tercer trimestre y el último del año el diferencial se dio en la tenencia total de títulos atados al índice CER, para el que se utiliza el dato inflacionario. En los últimos tres meses del año, entonces, el FGS compró más de 67.000 millones de pesos en este tipo de títulos públicos: 13.174 millones al bono a 2020 que paga CER +2,25% de tasa y otros 54.328 millones de dos bonos que pagan 4,25% sobre el índice. En el top 5 de bonos en la cartera del Anses, los únicos dos en pesos están atados a CER y ya representan el 25% de las tenencias de títulos públicos totales. Es más: el 15% de la cartera total del FGS ya está indexado a la inflación.

Respecto a sus posiciones en Lebac, que durante el año habían registrado aumentos, en la parte final del año el Anses desarmó el 60% de esas tenencias. Hacia fines de septiembre poseía 36.600 millones de pesos en Letras del Banco Central pero cerró el 2017 con 14.145 millones, por lo que la venta fue superior a los 22.400 millones.

Los créditos Argenta aumentaron totalizaron el año pasado $57.665 millones. La novedad fue la inclusión de individuos que no forman parte del SIPA (titulares de Asignación Universal por hijo, Asignaciones Familiares, Pensiones por invalidez, etcétera) desde julio, antes de las elecciones legislativas. Ese sector ya concentra el 41% de los créditos Argenta otorgados.

En términos interanuales, la inversión que más peso ganó en la cartera más grande del país fueron las acciones, que pasaron de ser el 13,5% del total al 20,1%. Los préstamos Argenta eran a fin de 2016 el 1,8% del total del FGS mientras que al último diciembre ese porcentaje había crecido a 6,1%. Una variación de magnitud similar aunque negativa tuvieron las posiciones en plazos fijos, que en 2016 terminaron siendo el 5,8% del total (50.800 millones de pesos) y a 2017 prácticamente fueron desarmados en su totalidad (quedaron 1.530 millones, poco más de la mitad atados a UVA).

El ránking de tenencias de acciones por parte del fondo se mantuvo idéntico a 2016: en orden, Banco Macro ($18.730 millones), Telecom ($14.342 millones), Galicia ($11.251 millones), Siderar ($10.844 millones) y Pampa Energía ($ 6.577 millones), que concentran más del 52% del total de papeles del Anses.