El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, recomendó ayer prudencia respecto al bitcoin "porque no está respaldado por ningún banco central o Gobierno" y dijo que no corresponde al BCE regularlo. Así, se sumó a las advertencias que en menos de una semana lanzaron desde el Banco Mundial y otros organismos internacionales.

Draghi agregó, en un vídeo publicado en la web del Banco Central Europeo, que el "blockchain (cadena de bloques) es una tecnología innovadora que puede mejorar la eficiencia. Estamos estudiando si podremos utilizarla en nuestros servicios en el futuro", según un cable de la agencia EFE.

Draghi respondía en el vídeo a las preguntas enviadas a través de Twitter o Facebook sobre alguno de los siguientes temas: la recuperación económica y el desempleo juvenil en Europa, las criptomonedas y la tecnología blockchain o la posibilidad de una nueva crisis económica mundial. El presidente del BCE confirmó que "la economía europea ha registrado varios años de expansión ininterrumpida y el nivel de empleo es ahora más alto que nunca, pero debemos seguir mejorando y asegurar que todas las personas se beneficien de ella".

"La reciente crisis fue severa, pero lo peor ya ha pasado. Los países europeos llegaron a la crisis con debilidades importantes y no pudieron reaccionar adecuadamente. Ahora se han logrado progresos significativos en muchas áreas, lo que nos hace estar mejor preparados para el futuro", sostuvo Draghi.

La semana pasada Mario Draghi había dicho ante la Eurocámara que la institución vigilará el riesgo de burbujas en el sector inmobiliario y la volatilidad en los tipos de cambio. "No hay pruebas de burbujas sistémicas debido al crédito", dijo Draghi, quien argumentó que el incremento del precio de los activos en Europa no ha estado acompañado de un "aumento excesivo del crédito".