El Banco Central admitió ayer, en su Informe de Política Monetaria, que "la incipiente recuperación de la actividad resultó interrumpida en agosto a partir del cambio del escenario macroeconómico y deterioro de las expectativas". En ese sentido, destacó que en pleno derrumbe salarial "los distintos indicadores asociados al consumo tuvieron un gran deterioro" ese mes. El patentamiento de motos cayó 13% desestacionalizado; el de autos, 10%; y las ventas minoristas informadas por CAME, 10,2%. El Indec publicará el próximo jueves su estimador mensual de la actividad económica ( EMAE) de agosto.

Por lo pronto, la autoridad monetaria adelantó que "los primeros datos disponibles luego de las elecciones primarias dan cuenta de una contracción en la actividad de los principales sectores". También reconoció, a partir de la información de la Encuesta de Indicadores Laborales publicada por el Ministerio de Producción, que las expectativas de creación de empleo empeoraron en el octavo mes.