El Banco Central acelera la recomposición de reservas de cara al cambio de Gobierno. En un mercado prácticamente paralizado tras el endurecimiento del cepo, la entidad que preside Guido Sandleris compró US$530 millones en las últimas dos ruedas y desde las elecciones ya acumula más de US$1.000 millones adquiridos en la plaza cambiaria.

La entidad se hizo de US$330 millones el último viernes, con los que logró llevar las reservas internacionales a US$43.336 millones. Fue la mayor compra diaria realizada por el BCRA desde diciembre de 2016.

El jueves había comprado otros US$200 millones, pero por el pago de deuda, las tenencias del Central cerraron esa jornada en baja. Hasta ese día, la entidad llevaba adquiridos US$500 millones desde el endurecimiento del cepo, el 28 de octubre.

La contracara de esta recomposición de reservas que viene realizando el BCRA en las últimas dos semanas, que apuntan a dejar una herencia menos pesada a Alberto Fernández, es una emisión monetaria de más de $60.000 millones, que se suma a la expansión vía Leliq y pases y amenaza con sumar mayor presión inflacionaria.

A pesar de las compras oficiales, el dólar cayó 30 centavos la semana pasada y cerró a un promedio de $63,05 en las pizarras de los bancos. En el mercado mayorista la divisa culminó el viernes a $59,50, con una baja semanal de 25 centavos.

La autoridad monetaria convalidó el viernes una baja de 80 puntos básicos en la tasa de referencia (el promedio de las Leliq a 7 días), que finalizó a 63,209%, lo que significó un retroceso de 382 puntos básicos en la semana. Tras la baja en los rendimientos, el stock de letras de liquidez registró una nueva contracción, por $41.500 millones.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos